domingo, 9 de agosto de 2015

Lanzan programa antidopaje para competidores de videojuegos

Uno de los principales organizadores de torneos de videojuegos lanzó un programa antidopaje luego de que un competidor admitiera haber consumido sustancias prohibidas para mejorar su desempeño. El jugador Kory Friesen, conocido como Semphis, reconoció que había consumido Adderall en un torneo en marzo, un medicamento utilizado para tratar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, ADHD por sus siglas en inglés.
La empresa organizadora de competencias de videojuego, Liga de Deportes Electrónicos (ESL, por sus siglas en inglés) que cuenta con cerca de seis millones de miembros, afirmó que colaborará con la Agencia Mundial Antidopaje para crear una política "justa, factible y concluyente” sobre el consumo de estimulantes ilegales.
Un competidor que pidió permanecer anónimo dijo a la BBC que el dopaje es "un gran problema” en los torneos de videojuegos. Estas competencias, conocidas como eSports o deportes electrónicos, son un fenómeno creciente. Jugadores de todas partes del mundo se enfrentan en estos campeonatos por la oportunidad de ganar premios de hasta medio millón de dólares.
Reflejos rápidos
"La clave en muchos juegos es el número de interacciones por minuto. Se precisan reflejos rápidos para competir”, dijo Tom Phillips, editor adjunto del sitio especializado en videojuegos Eurogamer.
"En muchos de estos torneos se puede ganar mucho dinero en premios, además de fama y contratos de patrocinio. Es fácil ver por qué algunas personas buscan mejorar su desempeño usando estimulantes ilegales”, agregó Phillips.
"En deportes tradicionales, los atletas pueden llegar a consumir sustancias no permitidas para mejorar su habilidad física”, dijo Phillips. "En los deportes electrónicos, los jugadores consumen estimulantes prohibidos para mejorar sus habilidades mentales”.

Pruebas cutáneas

La Liga de Deportes Electrónicos dijo que introducirá un sistema de control antidoping con el fin de "mantener el espíritu de juego limpio o fair play en los deportes electrónicos”.
La empresa agregó que conducirá pruebas cutáneas en su próximo torneo en agosto, aunque aún no ha publicado una lista de estimulantes o sustancias prohibidas.
La ESL también anunció un programa de prevención para educar a los jugadores sobre los riesgos del dopaje y "ayudarlos a manejar las presiones físicas y emocionales de las competencias profesionales”.
"Se trata de una nueva forma de entretenimiento y es sólo por la confesión de un competidor que la Liga se vio obligada a actuar”, señaló Phillips.
"Esperemos que exista ahora la suficiente presión para que otros grandes organizadores de competencias de videojuegos, como la empresa Major League Gaming, también tomen medidas contra los estimulantes ilegales”.

Un competidor dijo a la BBC que el dopaje es "un gran problema”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada